Síguenos en Facebook
Acerca de la Feria Municipal del Libro de Guadalajara
A mediados de 1968, Don Adalberto Navarro Sánchez y sus alumnos propusieron al Lic. Salvador Cárdenas Navarro (Regidor comisionado de Festividades Cívicas, Instrucción Pública y Turismo de Jalisco) la organización de una feria Municipal del Libro para “llevar a cabo una verdadera difusión y promoción de las letras” entre la población tapatía, de manera accesible y directa.
 
   La idea de Don Adalberto Navarro –reconocido como uno de los hombres más cultos y eruditos de Jalisco- fue bien recibida por la administración del entonces presidente municipal Efraín Urzúa Macías, y extendieron la invitación a varias librerías a sumarse a la iniciativa alrededor de “la casa de los tapatíos”, el Palacio Municipal de Guadalajara.
 
   La primera edición dela Feria Municipal del Libro se celebró del 14 al 25 de mayo de 1969, estableciéndose así como la más antigua de México. Esa edición contó con la presencia de 22 librerías, muchas de las cuales todavía participan de esta ya tradicional fiesta donde conviven libros de todo tipo con atractivos descuentos, celebrando las palabras con las que el presidente municipal de entonces clausuró la feria: “Con esta primera Feria Municipal del Libro no hemos hecho más que ajustarnos al propósito de todo tapatío que ha heredado de su mayores el interés por la cultura, interés que a su vez quiere legar a sus descendientes. El éxito de esta feria está fincado en la estimable colaboración de librerías e institutos de intercambio cultural, que expusieron el mundo maravilloso del libro y sus enseñanzas; en la participación de los distinguidos conferencistas que ilustraron con su documentado verbo a un auditorio ávido y consciente de la valía intelectual del sustentante (…) Sin embargo, el factor más importante de este evento, que justifica el esfuerzo organizativo, es el pueblo, con su interés por la lectura.”
 
   Desde su fundación en 1969, la organización de la Feria Municipal del Libro quedó a cargo de las librerías adscritas a la Cámara de Comercio de Guadalajara hoy la Asociación de Libreros de Occidente AC, que desde entonces está comprometida a dar continuidad digna a este evento invirtiendo en iluminación, mobiliario, renovación y mantenimiento, pero también en las formas de difusión y promoción.
 
   En 1989, para celebrar su aniversario, los organizadores de la feria rindieron un merecido homenaje a su fundador y promotor, Adalberto Navarro Sánchez, homenajeando su trabajo creativo y su labor de promoción del libro y de otros escritores jaliscienses (por nacimiento o adopción).
 
   A lo largo de estos 49 años, la feria ha cumplido su primer objetivo: facilitar el encuentro de los tapatíos con las diferentes corrientes literarias, pero también con otros temas, tan infinitos como las ideas encerradas en una librería. Durante quince días al año, las librerías se transforman en un evento popular donde muchos experimentan su primer contacto con un libro, accediendo a él de manera sencilla y en un espacio abierto y libre. En cada edición de la Feria Municipal del Libro se lleva a cabo el encuentro entre los lectores y su libro; ese libro que hace, cada uno a su manera, que nos encontremos con nosotros mismos y con los demás.